Una masa informe de carne absorbe a los padres y persigue a un niño de 6 años por el bosque, mientras su fantasiosa mente infantil creerá que él podrá salvarlos…

En una capa superficial, cumple todas las recetas de una película de terror comercial, sustos físicos, dinámicas de tensión y una dosis justa de sangre y violencia, pero incluye el famoso “efecto Sándwich” acuñado por el mismo Hitchcock, y nos obliga a pensar en nuestra propia pertinencia como especie en este mundo y en el universo.

El ansia es cruda y perturbadora con una historia similar a “The Thing” (1982) pero su tratamiento es próximo a trillers psicológicos de clouse-in como en la película “Cujo” (1983) donde el componente emocional desborda la trama, todo esto desde los ojos de un niño de 6 años.

Íntima, compacta en locaciones y reparto, es muy exigente en la calidad actoral y en los efectos especiales, que serán lo que llevan a esta producción a poder competir con películas comerciales de alto nivel, un proyecto ideal para ese estudio de animación y efectos prácticos que desee ganarse a pulso su lugar en la escena internacional.

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?